ULTIMAS NOTICIAS

viernes, 17 de abril de 2009

Hablar para que te escuchen

HABLAR PARA QUE TE ESCUCHEN

El nivel de actividad del entrenador es fundamental para que los jugadores esten, como se dice coloquialmente, por la faena. En este articulo os daré una serie de instruciones de lo que hay que decir y lo que no cuando nos dirigimos a los jugadores.
En primer lugar es importantisimo no agredir verbalmente a los jugadores, no utilizar expresiones que puedan hacer que se sientan mal, ya que esto solo encuentra aislamiento del jugador y desconcentración.
En otro orden de cosas cobra mucha importancia el tono de voz, cuando hablar bajo, cuando en voz alta. Dominar esto metodologicamente es un arma importantisima, si siempre gritas se acostumbraran a esto y dejara de causar el efecto deseado, si solo hablas en voz baja, o bien no te escucharan o bien dejaran de estar concentrados en la tarea para poder oirte.
Por lo tanto alza la voz para captar la atención, reune al grupo si es necesario y habla en voz baja o muy baja cuando los tengas a tu alrededor, el nivel de atención aumenta.Partimos de la base que tienes claro que estas trabajando y cuales son los objetivos de este trabajo.
Entonces nos ponemos a "corregir". En primer lugar y tras un análisis de lo que los entrenadores estan diciendo en los entrenos, he de comentaros que normalmente utilizamos frases estereotipadas, sirvan de ejemplo; defiende, pasa, tira, ponte delante etc... este tipo de expresiones pueden en el mejor de los casos, con la practica, conseguir una respuesta inmediata pero por supuesto no interiorizable.
Por el contrario utilizar expresiones como utiliza la mano mala, pasa con la mano exterior, dale la banda, ocupa el espacio libre, reemplaza, corta etc... consigue de inmediato que la tarea que el jugador esta realizando pase a ser pensada y por lo tanto interiorizada, eso si siempre que el jugador no se sienta agredido cuando nos dirijamos a él.
Resumiendo y para no hacerme muy pesado. Tenemos que ser concretos, hablar sin dañar su autoestima y hacerles pensar.

No hay comentarios: